Avisar de contenido inadecuado

Desgobierno en Alianza Lima

{
}

Hace cuatro fechas que el Alianza Lima sólo cosecha derrotas, Alianza Atlético de Sullana, FBC. Melgar de Arequipa, Universidad César Vallejo de Trujillo y Universidad San Martín, que lo han colocado cerca del descenso a la segunda división, pues el Juan Aurich de Chiclayo, penúltimo en la tabla de posiciones, está a dos puntos abajo de los grones en el acumulado (el Sport Boys ya descendió) lo que ha provocado que se llame a todas las instancias íntimas, ex presidentes, jugadores e hinchas para sacar al elenco victoriano de la delicada situación en que se encuentra.

Este es el colofón de un año 2008 para olvidar, producto de una muy mala gestión de sus actuales dirigentes, que ha llevado al histórico club victoriano al caos institucional, las elecciones se han entrampado, por una actuación unilateral de los que dirigen el club, que han intentado bloquear de cualquier manera a un grupo de socios que postulaban para dirigir los destinos de la institución blanquiazul, que producto de ello se extiende a lo deportivo, pues éste debe de ser uno de los peores años aliancistas. Hay que recordar que en la época amateur del fútbol peruano descendió de categoría en 1938.

También estuvo cerca de bajar en 1970 con Baylón, Cueto, Cubillas, Perico León, Risco y Pitín Zegarra, entre otros, en un campeonato descentralizado que al finalizarlo, los equipos se dividían en dos grupos: la liguilla de los de arriba que la conformaban los siete primeros del campeonato, que peleaban por el título y los siete últimos formaban la otra liguilla para el descenso.

El Alianza Lima quedó entre los siete de abajo, jugando contra el Atlético Grau de Piura, Carlos Manucci, Porvenir Miraflores, el Sima, Sport Boys y el Torino de Talara. Si los grones perdían el último partido contra el Atlético Grau de Piura, empataba el último lugar, y tenían que jugar un encuentro de definición contra el Carlos A. Manucci de Trujillo o Atlético Torino de Talara. Ganó el Alianza Lima por dos a cero, con dos goles de Teófilo Cubillas, y se salvó.

En 1989 bajó a una división intermedia por seis meses, pues al obtener el título en ésta, retornó a la primera división.

Para confirmar que a lo largo de la historia, los campeonatos peruanos son cambiados cada año, por lo que no tienen continuidad y enredan más al aficionado, impidiendo así el desarrollo del fútbol peruano.

El 24 de Noviembre del 2001 es elegido como presidente Alfonso Souza Ferreira Remuzgo desde entonces, 11 entrenadores han pasado a dirigir el cuadro íntimo, vale decir casi dos por año. Así no se puede desarrollar ningún proyecto que llegue a buen puerto, aunque ahora nos quieran maquillar que el proyecto Páez durará hasta finales del 2009.

¿Que pasa si por casualidad se realizan elecciones en Alianza Lima y no son elegidos los actuales dirigentes, o baja a la segunda división?

Según la página oficial del Alianza Lima en Internet, han pasado desde entonces: Franco Navarro, José Torres, Gustavo Costa, Federico Insúa, Roberto Chale, Gerardo Pelusso, Diego Aguirre, Wilmar Valencia, Miguel Angel Arrué, José Soto y Richard Páez, con la circunstancia agravante que éstos tres últimos encabezaron en el año 2008, bajo la presidencia de Carlos Franco (el titular pidió una larga licencia) tres proyectos distintos.

A comienzo del 2008 Carlos Franco renovó a Miguel Angel Arrué para hacer la revolución juvenil íntima, pues apostarían por las divisiones menores encabezadas por los "Jotitas aliancistas". Este proyecto abortó rápidamente.

Ingresó José Soto todavía en actividad como jugador, sin casi ninguna preparación como entrenador, frustrando el segundo proyecto en menos de un año, para finalmente contratar al venezolano Richard Páez (más de lo mismo, pues la mayoría de entrenadores sudamericanos se quedaron en el tiempo) con el tercer proyecto en ocho meses, apostando ahora por jugadores consagrados.

Según datos de El Comercio en su edición del 7 de Octubre de este año, en el 2008 han desfilado 60 jugadores en la plantilla aliancista, entre los que renovaron su contrato y 35 nuevos, 22 en el Apertura y 13 en el Clausura, contando los juveniles ascendidos al primer equipo.

Corona esta crisis institucional la postergación de las elecciones que debieron ser en Octubre del 2007, producto de una controversia entre el actual presidente Carlos Franco, que pareciera no querer ir a las urnas y Augusto Claux, los cuales recurrieron libremente a un arbitraje aceptados por los dos, lo que legitimiza el proceso, que decidió que las elecciones se llevaran a cabo el 17 de Octubre del 2008, pero un comité electoral, aparentemente parcial, que ya renunció, no dejó participar al oponente.

Curiosamente casi al mismo tiempo el Alianza Lima perdía partidos consecutivamente, lo que alejaría al actual presidente de una posible reelección. Este para dar una aparente tranquilidad a los hinchas, se retiró del proceso electoral, que lo asegura en el cargo hasta que se realicen elecciones o una junta extraordinaria de socios lo haga obligue a dimitir.

Ahora hace un tardío llamado a la unidad aliancista, cuando los errores de ésta junta directiva ha llevado al Alianza Lima al estado en que se encuentra, al no tener ninguna política coherente de desarrollo, pero no da un paso al costado. Que no diga que se queda porque no es hora de abandonar el barco.

Cada uno cosecha lo que siembra. El desgobierno actual puede llevar al Alianza Lima a la segunda división.

{
}
{
}

Deja tu comentario Desgobierno en Alianza Lima

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre