Avisar de contenido inadecuado

Santidad y mística escritura

{
}

De parte de Dios de Enrique Serrano

Por José Luis Díaz

“…Dios ha sido infinitamente interpretado.  He aquí que yo también intento hacerlo, aunque solo a través de episodios de las vidas de algunos de sus testigos…” 

 La forma de su narrativa nos transporta al lugar en donde se desarrollan las historias, personajes excéntricos que están zambullidos en la mística de la fe y lo extraordinario de las creencias. Una escritura sumamente metódica y brillante nos muestra el autor en su muy interesante obra, De parte de Dios. Un acercamiento a la santidad y al misticismo de los protagonistas de sus historias.

 Enrique Serrano nos deja en una suerte del limbo. En su prólogo sumamente objetivo, procura dar un acertado acercamiento a las historias que están desenvueltas por una impecable técnica narrativa que encandila con su filosófica forma de ver la realidad de vidas tan complicadas.

 “… Dios parece dormido en este silencio, y no hay quien pueda despertarlo…” “…solo unos cuantos oyen lo que tienen que decir, de vez en cuando, entre fatiga y fatiga. Solo se sienten llamados al retiro del estudio o la meditación, aun cuando se les tache de perezosos…”

 La pequeñez a la se hace acreedor el escritor nos hace valorar más su obra, dejando su nombre en manos de la humildad y de la sencilla razón, la búsqueda de la verdad y la explicación del tan complicado hombre que siempre esta buscando la razón de lo que inexplicablemente sucede con las almas, de repente tan perturbadas y tan necesitadas.

 “Puedo estar equivocado o confundido, pero no es mi soberbia la que me guía en esta búsqueda, sino tan solo mi pequeñez…”

 Una mixtura de 24 relatos que empiezan en tiempo presente, en primera y en tercera persona que desentrañan la intimidad de las almas de personajes que han vivido profundamente a través de sus vidas el encuentro con Dios y la mística que encierra la fe y la creencia en lo inexplicable o en lo explicable ante los ojos de una vida santa o alejada de lo mundano. Los relatos tienen una carga muy intensa de divinidad e inexplicable sin razón de las vidas que se muestran tan complicadas.

 De parte de Dios, es una obra que al inicio del relato escudriña en la vida y en las almas de los personajes, al final de cada relato, el autor se convierte en una suerte de biógrafo que ha vivido juntamente con el personaje o en todo caso alguien que sabe tanto de ellos, que se atreve a decir con voz autorizada y muy creíble los detalles de sus vidas, las cuales que dejan al lector muy fiados y confiado en la veracidad del relato y los hechos que en el libro  vierte el autor.

 Los protagonistas están sumidos en la más profunda vida contemplativa, todos desde sus perspectivas y desde sus doctrinas, con sus dioses y sus filosofías. El alma y la mística que encierran sus diversas formas de a mar a Dios, hay veces tan incomprensibles y complicadas.

 “…Nadie puede comprender al Creador; menos nosotros que somos sus hijos mas idiotas…” 

 Santidad o misticismo, divinidad o profundidad del espíritu, sus relatos están repletos de fino y analítico estilo narrativo que nos habla de sus protagonistas de manera tan familiar. La narrativa de Enrique Serrano, en esta obra en particular  deja mucho a la imaginación y poco al talento, porque su mayoría ya está plasmada en su obra.

 “… quizás las tentaciones no tengan fin y Antonio siga luchando contra ellas en nueva morada. Si estoy equivocado, de seguro él sonreirá confiado desde los cielos inmensos, ante la vacuidad de mis impías palabras. Si tengo razón, le consolara saber que alguien lo sabe.”

 La calidad narrativa de sus textos se centran en la vida particular de personalidades que han vivido sumidos en la contemplación y mística, vidas tan complicadas que bajo la pluma de Enrique Serrano parecen tan cercanas e interesantes.

 Particularmente me uno a los elogios que Gabriel García Márquez hace a Enrique Serrano  con respecto a su calidad narrativa y a la brillantez de sus textos que nos dejan encandilados a sus páginas. Efectivamente “…logra alcanzar, en pocas páginas, una gran fuerza expresiva” bajo el mismo tono Álvaro Mutis  manifiesta que  “hay tanto que comenta en ese sabio y sabroso recorrido que hace Enrique Serrano por la historia de nuestra España, que haría esta nota interminable”.   Su oba De parte de Dios está llena de entusiasmado y fervoroso talento por doquier.

{
}
{
}

Deja tu comentario Santidad y mística escritura

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre